¿A quién le tienes más confianza para administrar 800 millones de pesos en los próximos tres años?

VLUU L100, M100  / Samsung L100, M100Por Alberto Pérez García

Ciudadano tequilense: tu voto el próximo domingo 7 de junio vale entre 700 y 800 millones de pesos.

Así es. Eso vale, porque ese será el presupuesto que administrará el próximo Presidente Municipal entre 2015 y 2018. Pero algunos candidatos no te lo quieren decir, porque no les conviene.

Por el contrario; te piensan ofrecer unos cuantos miserables pesos, una comidita, un regalito o un empleo mal pagado. Tu voto vale más que éstas miserias, porque está en juego la prosperidad de municipio y, por consiguiente, el futuro tuyo y el de tu familia.

He analizado a los diferentes candidatos a Presidente Municipal de Tequila para la próxima elección y no encuentro al mejor, sólo al “MENOS PEOR”. Que me disculpen los candidatos, pero lamentablemente así es.

¿Por qué lo digo?

A continuación la respuesta…

Ciertamente hay mucho en juego el próximo 7 de junio.

En lo económico, se juegan entre 700 y 800 millones de pesos correspondientes a los presupuestos 2015 al 2018. En caso que haya alternancia, muchos van a perder su empleo y algunos perderán su subsidio (entiéndase “aviadores”).

Hay muchos intereses en pugna; algunos nobles y altruistas; otros mezquinos y convenencieros. Mucho dinero se ha invertido en las campañas de las diferentes planillas. El triunfador podría recuperar su inversión; los demás seguramente van a perderle al negocito.

Pero hay un interés que no debemos perder de vista y ese es el “INTERÉS PÚBLICO”. Esto es, lo que más le conviene al Pueblo en lo general.

Los tequilenses tenemos la esperanza de que la planilla ganadora vea por el mejor interés público. También esperamos que los regidores de representación proporcional vigilen el desempeño del gobierno en beneficio de la ciudadanía que votó por ellos como sus representantes en los actos de gobierno.

Sin embargo, el Gobierno no siempre funciona como debiera funcionar y suelen ganar prominencia los intereses particulares y de partido, sobre el noble pero indefenso interés público.

Como ejemplo cito un caso reciente. Se trata de un desfalco de al menos 230 mil pesos en la administración de los parquímetros que inició en junio de 2014. Se cometieron diversos delitos tales como enajenación indebida de recursos públicos en favor de un particular sin mediar licitación ni contrato, usurpación de funciones, falsificación de papelería y sellos oficiales, entre otros delitos. La síndico Fabiola Castañeda presentó la denuncia penal en la Agencia del Ministerio Público hasta el mes de enero del 2015, y la ratificó un mes después. ¿Por qué Fabiola tardó tanto en actuar en defensa del patrimonio municipal? Porque no era conveniente para los intereses de su partido, el PAN. El interés público pasó a segundo plano.

Si Liliana Castañeda (hermana de la síndico actual) llega a ganar la elección, espero que no incluya en su equipo de trabajo a Fabiola, puesto que ha demostrado que el interés público no es su prioridad.

Siendo realistas, lo más probable es que sí integre a su hermana al próximo gobierno. Por esta y otras razones no le tengo confianza a Liliana de que velará por el mejor interés público.

En cuando a Germán García, considero que Tequila necesita un Presidente Municipal, no un patrón. Quienes conocemos de cerca a Germán sabemos que no hay que contradecirlo, o las consecuencias son graves. Con Germán los tequilenses solo podemos esperar más deuda pública y poco o nada de interés público. Los tequilenses saben que esto es verdad y por eso pienso que el PRD quedará en tercer lugar, con una regiduría.

En la Zona Norte los partidarios de Germán justifican su apoyo al candidato perredista argumentando que dará trabajo a la gente, aunque reconocen que hizo mal uso de los recursos públicos cuando fue presidente panista y probablemente volverá a hacer mal uso de ellos si vuelve a ganar. Yo digo que esto “NO ES EL MEJOR INTERÉS PÚBLICO”.

Omar Ramírez de Movimiento Ciudadano seguramente ganará la cuarta regiduría de representación proporcional, pero tampoco le veo perfil para defender el mejor interés público. Espero me equivoque.

El más rescatable es Felipe de Jesús Jiménez, de la coalición PRI-Verde. En lo personal no tengo nada contra él, pero no deja de preocuparme que proviene de la Agencia del Ministerio Público; una institución que tiene bien merecida su distinción como la más corrupta del Estado. Si llegara a ganar la elección, espero que Felipe sea capaz de mantener alejados de su gobierno a las manzanas podridas con las que convive todos los días en su empleo.

Felipe es, pues, “el menos peor”. Sólo espero que no defraude a la gente que lo apoya y que quiere ver al PRI dirigiendo otra vez los destinos del Ayuntamiento de Tequila.

¿Mi voto? Vale por uno. ¡Suerte a todos!

Omar Ramírez

Omar Ramírez

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Germán García

ffelipe

Felipe Jiménez

Liliana Cast

Liliana Castañeda

2 Comments

ESCRIBA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *