Capacitación política de la mujer (Segunda parte)

Colabora SilviaLa semana pasada comentaba que las mujeres debemos capacitarnos para aportar calidad y no sólo cantidad en el próximo proceso electoral. No es suficiente con hacer bola, sino que cada una debe entender lo que está en juego y saber cómo participar de manera que se logren los cambios que deseamos.

Lo que está en juego es el futuro de nuestros hijos. Yo les pregunto:

¿Queremos un municipio con problemas sociales o un municipio con oportunidades de desarrollo humano y económico?

¿Admitiremos un gobierno que malgasta el dinero o queremos un gobierno transparente y honesto?

¿Nos conformamos con un gobierno indiferente a su responsabilidad o deseamos un gobierno que sea líder social en la búsqueda de soluciones a nuestros problemas comunes?

También comentaba la semana pasada que la política tiene su lado bueno y su lado malo. Lo malo es que algunas personas se aprovechan de su puesto en el gobierno para beneficiarse personalmente. Lo bueno es que la política es la manera como dos personas o más se ponen de acuerdo para solucionar los problemas que les afectan.

La política, viéndola positivamente, es lo que hacemos todos y cada uno junto con los demás para mejorar nuestras vidas en comunidad.

Entonces, la manera de participar con calidad es sabiendo cómo llegar a acuerdos que nos beneficien a todos. Para esto debemos tomar en cuenta que no siempre logramos todo lo que queremos, pero también debemos ser cordiales y respetuosas de otras opiniones que no coincidan con las nuestras.

Otra cosa importante es no perder de vista que de lo que se trata en política es lograr un bien común, ya sea resolviendo algún problema en la comunidad, como la escasez de agua, o bien organizando alguna actividad de esparcimiento social, como por ejemplo las Fiestas Patrias. Todo esto es la política, porque la política es todo lo que tiene que ver con la comunidad y sus asuntos.

Y cuando se logran acuerdos, necesitamos comprometernos a respetarlos e implementarlos en acciones de gobierno; si no, todo queda en propuestas, en planes, en palabras vacías.

Hasta aquí por ahora. Nos leemos la próxima semana.

Saludos

4 Comments

ESCRIBA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *